domingo, 23 de septiembre de 2012

Tostas de tomate y queso

Unas tostas sencillas, pero no por ello deben desmerecer. Al contrario, que una receta sea tan simple de elaborar y el resultado final sea tan bueno es un gran punto a favor de la misma.
Cuando las hice por primera vez, en el momento de degustarlas me llevé una sorpresa de lo más agradable, pues el sabor del tomate a la plancha, tierno, combinado con el queso ligeramente fundido en absoluto me dejó indiferente.  Y las posibilidades son enormes, pues dependiendo del tipo de queso que empleemos le daremos mayor protagonismo a uno u otro ingrediente, podemos conseguir sabores fuertes e intensos o sutiles, lo que el cuerpo nos pida en el momento.

Los ingredientes normalmente los tenemos en casa, por lo que en cualquier momento nos podemos poner manos a la obra: ante una visita inesperada, para un aperitivo, un entrante, una cena ligera...

Ingredientes:
  1. Pan en rebanadas (tantas como tostas queramos hacer, en este caso 3).
  2. 1 Tomate.
  3. Queso Gorgonzola.
  4. Orégano.
  5. Reducción de balsámico.

Elaboración:
En esta ocasión he empleado pan tostado, por lo que no requiere que le hagamos nada. Otras veces, cuando uso pan "normal" lo corto en rebanadas y lo tuesto.
Cortamos el tomate en rodajas en torno a 1 cm de grosor y las cocinamos en la sartén simplemente impregnada de aceite a fuego medio - alto. Cuando vaya dorándose volteamos para cocinar por la otra cara.
Una vez cocinado el tomate lo retiramos con cuidado para que no se rompan las rodajas y las montamos sobre las rebanadas de pan.
Aún en caliente añadimos el queso cortado en láminas finas y espolvoreamos con el orégano; finalmente decoramos con un hilo de reducción de balsámico y servimos.
Como el tomate está aún caliente podemos ver como se va fundiendo poco a poco el queso.

No hay comentarios :