lunes, 22 de octubre de 2012

Trial

Ayer estuve de prácticas como árbitro de ciclismo, en la modalidad de trial, tan espectacular como desconocida para casi todo el mundo. De hecho para la mayoría de la gente el ciclismo no es más que lo que ven por la tele, así que ciclismo en ruta (de carretera, para entendernos).

Es increíble ver lo que es capaz de hacer un piloto con su bici, los saltos que puede dar, los desniveles que llegan a salvar, cómo se mantienen en equilibrio a una rueda sobre una peña de no más de unos centímetros de superficie de apoyo a varios metros del suelo.
Pero no es sólo eso, porque cuando te introduces un poco más en el mundillo y como es mi caso, los arbitras, no deja de sorprender cómo en un simple entrenamiento mantienen la concentración antes de afrontar una zona, como estudian el recorrido, la manera en que abordarán cada obstáculo, las diferentes opciones que se presentan... da igual que estén sobre piedra, musgo, madera, un río o una estructura de hormigón.
Y qué es lo que ve la gente desde fuera? normalmente a unos bándalos que se suben a los bancos y destrozan el mobiliario urbano. Nada más lejos de la realidad.
Y por otro lado, qué es lo primero que te pregunta la gente cuando le dices que vas a ser árbitro de ciclismo? que si hay árbitros en ciclismo. Y lo segundo? que si eso se paga.
Lo cierto es que a veces es un poco descorazonador, parece que hacer algo porque te gusta y no porque te paguen no es normal, igual que si te dedicas a algún otro deporte que no sea fútbol. Cuánto se pierde la gente por no ver más allá del "deporte rey".

No hay comentarios :