lunes, 15 de octubre de 2012

Quien mucho abarca... cuanto aprieta?

Comienza una semana más. Últimamente son duras; aunque tal vez sea "densas" el adjetivo que mejor lo defina, y es que son varios los proyectos que tengo entre manos queriendo dedicar el máximo posible a cada uno; todos diferentes y todos similares, con la intención cada vez menos velada de dar un giro a mi vida (asunto que reconozco complicado).

En muchas ocasiones estoy haciendo varias cosas a la vez, y me pregunto si es la mejor forma de obtener un buen rendimiento; probablemente no, pero no encuentro otra forma de hacerlo. Me faltan horas a lo largo del día, pero tampoco quiero renunciar a nada; tal vez por ambición, inconformismo o por no saber elegir, la cuestión es que llego al final del día y de la semana cansado y no tanto en el aspecto físico como en el mental.
Imagino que el tiempo acabará demostrándome si estoy equivocado o no, si lo estoy haciendo bien o mal, pero mientras tanto, y en lo que el cuerpo aguante (y la gente de alrededor no se canse de mí) seguiré así. La cuetión es hasta dónde llegarán mis fuerzas; no lo sé, y temo que se agonten antes de lo esperado, antes de empezar a ver resultados que me den nuevos bríos.
En fin, tiempo al tiempo, y a ver como se desarrollan las cosas.

No hay comentarios :