miércoles, 10 de octubre de 2012

Tarta de chocolate y limón

Una masa prácticamente líquida que convertimos en bizcocho en 2 minutos 30 segundos, una crema de limón que cuajamos con la ayuda de un par de hojas de gelatina, unas horas de frigorífico y conseguimos lo que vemos en la foto: una tarta de chocolate y limón.
No se puede hacer más fácil.

Para el bizcocho nos ayudamos del microondas, si no imposible tenerlo cocinado en tan poco tiempo; pero el resultado es magnífico: esponjoso, tal vez no tanto como si lo hubiésemos horneado pero para nada seco ni apelmazado y el truco está en el tiempo. Es mejor programar menos tiempo y que quede a primera vista poco hecho, pues con el paso de los minutos se termina de cocinar por dentro; en cambio, si nos pasamos con el tiempo de cocción queda seco y duro. La dificultad está en calcular el tiempo y potencia del microondas para las cantidades con que nos manejamos, pero al final, probando varias veces se consigue el resultado esperado.
La crema de limón en esta ocasión es ácida, pues apenas lleva 1 cucharada de azúcar, cantidad insuficiente para endulzar el zumo de 2 limones junto con su ralladura; sin leche, un huevo y gelatina para solidificarla.
La combinación del limón ácido con el bizcocho de chocolate dulce no es mala, con un contraste interesante, aunque para aquellos que prefieran más dulce sólo tienen que añadir más azúcar a la crema de limón. Otras combinaciones interesantes son una crema de naranja en lugar de la de limón (la combinación chocolate - naranja es espectacular) o crema de plátano, por dar ideas.

Ingredientes:
Nº de raciones: 3
  • Para el bizcocho:
  1. 1 huevo
  2. 40 gr de azúcar
  3. 15 ml de leche
  4. 40 gr de chocolate negro (80% de cacao)
  5. 40 gr de mantequilla
  6. 25 gr de harina de repostería
  • Para la crema
  1. 2 hojas de gelatina
  2. 1 huevo
  3. ralladura y zumo de 2 limones
  4. 20 gr de azúcar

Elaboración:
Comenzamos troceando el chocolate y junto con la mantequilla los fundimos en el microondas, a intervalos cortos de tiempo y a potencia baja para que no se nos queme el  chocolate. Es preferible tener que calentarlo 2 ó 3 veces antes que quemar el chocolate. Una vez fundidos lo reservamos mientras se va templando.
Batimos el huevo con el azúcar hasta conseguir una mezcla blanquecina y espumosa; le añadimos el batido de chocolate que hemos fundido y mezclamos bien.
Por último agregamos la harina y la leche, mezclamos hasta tener una masa homogénea y sin grumos, que en esta ocasión es bastante líquida y la enmoldamos; lo más cómodo es un molde de silicona, pues a la hora de desmoldar el bizcocho lo haremos sin ninguna dificultad.
Cocinamos en el microondas a 700 w durante 2 minutos 30 segundos y le dejamos reposar tranquilamente dentro del mismo una vez terminado.
Mientras tanto vamos preparando la crema de limón; primero ponemos en remojo las 2 hojas de gelatina.
Batimos el huevo con el azúcar y la ralladura y zumo de los limones y cocinamos a fuego medio-bajo removiendo hasta que comience a espesar. No hace falta espesarla mucho, pues la gelatina termina de cuajarla.
Cuando tenemos lista la crema le añadimos las hojas de gelatina escurridas, mezclamos bien para que se disuelvan y retiramos del fuego dejando templar un rato para que comience a coger cuerpo.
Finalmente vertemos la crema sobre el bizcocho, aún en el molde y refrigeramos unas horas para que cuaje la crema y se asienten los sabores.
Sólo queda disfrutar del dulce, mejor en compañía.
Espectacular.

No hay comentarios :