martes, 25 de diciembre de 2012

25 Diciembre

Puente de Toledo.
Navidad.
En mi casa la tradición consiste en cenar en Noche Buena en familia, habitualmente en Madrid, y después de los postres, junto con los turrones, entregarnos los regalos de Papá Noel en formato "amigo invisible"; supongo que todo el mundo sabe de qué va, pero por si hay algún despistado simplemente comentar en consiste en hacer un sorteo unas fechas antes de forma que cada persona saca una papeleta en la que aparece el nombre de a quién debe hacer el regalo de forma anónima; es un sistema con bastantes ventajas: sólo debes pensar el regalo o regalos para una única persona, el presupuesto medio a gastar está fijado de antemano y desde el momento que se realiza el sorteo (casi 2 meses antes habitualmente) estamos intentando sonsacarnos unos a otros para adivinar quien nos va a regalar, así que tiene tanta gracia el previo como el acto en sí, si no más.

Al final de la velada cada uno a su casa a descansar.
El día de Navidad en los últimos años mi padre y yo hemos cogido la costumbre de ir a dar una vuelta por Madrid, y ya casi se puede decir que es una nueva tradición. Es un buen día para visitar la ciudad, con poca gente por las calles (sobre todo a primera hora, pues no nos cuesta madrugar); hoy ha tocado Madrid Río, el paseo que va a ambas márgenes del río Manzanares desde la estación de Príncipe Pío y que aprovecha la gente para hacer deporte (montar en bici, correr, patinar...), pasear o simplemente tomar un café en una de las numerosas cafeterías que hay a lo largo del mismo.
Tras la caminata de vuelta a casa para comer (normalmente muchas de las sobras de la noche anterior) y regreso a Béjar, que el 26 es día laborable, a la espera de comernos las uvas una semana después y cambiar de año.

No hay comentarios :