viernes, 28 de diciembre de 2012

Crema de chocolate y turrón

Crema de chocolate y turrón.
A medio camino entre una crema y una mousse por la textura de la misma; sencilla y rápida de cocinar, algo de tiempo para refrigerar y asentar sabores y tenemos un postre que no puede defraudar, sobre todo a los apasionados del chocolate.

La crema de turrón y la pequeña cantidad de azúcar aportan dulzor, y el chocolate con un 72% de cacao da el contrapunto amargo para no tener un resultado final demasiado empalagoso. Pero como todo depende del gusto de cada uno si queremos más dulce podemos emplear un chocolate con menor porcentaje de cacao o con leche; que por el contrario queremos que sea menos dulce, disminuimos o quitamos por completo el azúcar o empleamos un chocolate más amargo.
Al final se trata de probar de una u otra manera para dar con el postre que más nos satisface.

Ingredientes:
Nº raciones: 2
  1. 50 gr. de chocolate (72% de cacao)
  2. 25 gr. de turrón de Jijona (del blando) o crema de turrón
  3. 10 gr. de azúcar
  4. 50 ml. de leche
  5. 1 huevo (L)

Elaboración:
En una cazuela echamos el chocolate troceado, el azúcar, el turrón desmigado o la crema de turrón (según lo que estemos empleando) y la leche y cocinamos a fuego medio-bajo removiendo para fundir el chocolate y turrón y conseguir una mezcla homogénea, con cuidado de no dejar llegar a ebullición.
Cuando tengamos una crema ligera retiramos del fuego y añadimos la yema de huevo; mezclamos bien y volvemos a llevar al fuego, siempre a una potencia media-baja y sin dejar hervir. Cocinamos sin dejar de remover para evitar la formación de grumos hasta que comienza a espesar, retirando del fuego cuando tenemos la textura de unas natillas espesas y removienento aún durante unos momentos.
Reservamos para dejar entibiar un poco, y mientras tanto vamos montando la clara de huevo hasta conseguir un punto de nieve, de forma que al voltear el recipiente el merengue no se caiga.
Añadimos el merengue a la crema de 2 ó 3 veces, siempre mezclando con movimientos envolventes e integrando bien ambos preparados antes de añadir más clara montada.
Una vez que tenemos la crema bien mezclada y homogénea la echamos en los recipientes en que la serviremos, cubrimos con papel de aluminio y refrigeramos hasta el momento de comerla.
La podemos servir espolvoreando un poco de almendra troceada por encima, o una cucharada de nata fresca o nata monta, al gusto e imaginación del chef.
Disfrutadla si os animais a hacerla, es muy fácil y no lleva mucho tiempo.

No hay comentarios :