miércoles, 20 de marzo de 2013

Tarta Sacher

Tarta Sacher.
Para los amantes del chocolate, un clásico cuya receta original es aún un secreto bien guardado, lo que nos permite ciertas licencias a la hora de elaborarla.
Nunca la había intentado hacer más por pereza que otra cosa; sólo pensar el trabajo y tiempo que me supondría me quitaba las ganas (aparte de lo calórico del dulce), pero un cúmulo de circunstancias o casualidades me animó a intentarla en una versión express que no tiene nada que desperdiciar.

Para el bizcocho encontré una serie de recetas de bizcocho genovés hecho en microondas, lo probé y era perfecto: no requería tiempo, apenas 15 minutos incluyendo la cocción en 2 minutos!!! y el resultado era increíblemente esponjoso, para nada seco y sin grasas, sólo huevo, harina y azúcar.
Con la cantidad de azúcar del bizcocho podemos jugar para hacerlo más o menos dulce, y para ser de chocolate sólo había que sustituir parte de la harina por cacao en polvo puro.
Para la ganaché, aunque lo habitual es hacerla con nata y chocolate a partes iguales sustituí la primera por leche (también he probado a hacerla con agua y el resultado es bueno) y la mitad de peso de ésta que de chocolate. En futuras ocasiones lo haré con chocolate negro en lugar de fondant para darle un toque más amargo, menos dulce... prometedor.
No especifico número de raciones en esta receta pues todo depende del tipo de molde que empleemos para hacer el bizcocho; sólo hay que tener en cuenta que al verter la masa en el mismo debe quedar una capa más bien fina, en torno a 1 ó 2 cm. de espesor, y de él sacaremos las diferentes planchas para la tarta. Así, en función de la forma del mismo aprovecharemos mayor o menor cantidad y obtendremos una tarta más o menos grande, de más o menos porciones. En mi caso han salido 3 raciones como la de la foto.
Para el relleno de mermelada de albaricoque echaremos la cantidad según los gustos, y prácticamente será la que más dulzor aportará a la receta, sobre todo si en la ganaché empleamos un chocolate amargo con un alto porcentaje de cacao.

Ingredientes:

  1. 2 huevos (M)
  2. 50 gr. de azúcar
  3. 25 gr. de harina de repostería
  4. 25 gr. de cacao puro en polvo
  5. mermelada de albaricoque (cantidad necesaria)
  6. chocolate de cobertura
  7. leche (cantidad necesaria)


Elaboración:
Comenzamos preparando el bizcocho, en esta ocasión un genovés; en un recipiente batimos los huevos y el azúcar con la ayuda de unas varillas eléctricas para airear bien la mezcla y obtener un batido blanquecino y esponjoso que ha multiplicado su volumen respecto al inicial.
Tamizamos la harina y el cacao, los mezclamos bien y añadimos al batido de huevo amasando con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula, lo justo para tener una masa homogénea y sin grumos.
Vertemos la masa en el molde, en esta ocasión uno circular de silicona de 20 cm de diámetro y le damos unos golpecitos suaves sobre la mesa de trabajo para asentar la masa. Cocinamos en el microondas a potencia máxima (800 w. en mi caso) durante unos 2 minutos vigilando; en esta ocasión lo he tenido 1 min. 40 sg., hasta que sube la masa y vemos que comienza a secarse por los bordes pero por el centro aún está húmeda (es importante no cocinarla en exceso para que el bizcocho no quede seco y duro una vez que se enfríe); dejamos reposar otro minuto dentro del microondas una vez apagado y lo sacamos para dejar templar. Una vez que ha entibiado lo desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar totalmente, mejor sobre una rejilla.
Con el bizcocho ya frío preparamos las planchas que compondrán las capas de nuestra tarta; nos ayudamos de un molde de emplatar o similar y cortamos 2 planchas iguales; una de ellas la cubrimos con mermelada de albaricoque y colocamos la otra plancha encima.
Para la cobertura de chocolate en esta ocasión he empleado chocolate fondant o de postres, 80 gr., aunque cada uno empleará la cantidad que necesite reservando el sobrante o tomándolo a cucharadas los más golosos; lo troceamos y añadimos la leche, la mitad de peso de esta que de chocolate (40 gr.). Calentamos en el microondas a media potencia en ciclos de 30 ó 40 sg. dejando reposar después de cada ciclo y removiendo para ir deshaciendo el chocolate. El calor residual ayuda bastante a fundirlo.
Con la cobertura aún templada cubrimos la tarta con la ayuda de una espátula o el reverso de una cuchara intentando cubrir tanto la superficie como el lateral. Dejamos enfriar a temperatura ambiente para que solidifique la cobertura y decoramos con unas virutas de chocolate negro (72% de cacao) antes de servir.

No hay comentarios :