lunes, 19 de agosto de 2013

Miradores de Aínsa y Morillo

enduro; mtb; mountaun bike; ciclismo
Miradores de Aínsa y Morillo.
Domingo 18. Cuarta jornada.

Y última, y como hay que emprender el largo viaje de regreso la ruta elegida es corta, pero no por ello carente de interés. Miradores de Aínsa y Morillo está catalogada como de dificultad técnica roja, pero merece la pena el esfuerzo por las vistas de las que podemos disfrutar además del buen rato de pedaleo.

Comenzamos con una subida exigente desde el primer momento, de bastante pendiente, y llegados a un punto abandonamos la pista para adentrarnos en el bosque; a partir de aquí la dificultad se multiplica, pues nos va a exigir el recorrido entre los árboles buena dosis de técnica para mantenernos en el sendero en las curvas cerradas y fuerza para superar los numerosos escalones, pero merece la pena el esfuerzo pues una vez que coronamos alcanzamos un cortado desde el que nos deleitamos de las vistas del embalse Mediano.

Cresteamos un rato y alcanzamos el complejo medieval de Tou, los restos de un muro y una torre en ruina que son el punto de partida de un descenso exigente, no muy largo pero que en su tramo inicial tiene mucha pendiente con curvas cerradas y sobre losas de piedra, el más complicado para mí en los 4 días en Aínsa.

Una vez abajo comenzamos una nueva ascensión, más larga y tendida que la primera pero que en su tramo final también se convierte en un sendero técnico. Al coronar nos sorprendemos con un banco para poder sentarnos y disfrutar de las vistas antes de crestear un poco e iniciar el descenso hasta Aínsa, divertido de nuevo, con un tramo inicial más técnico y complicado y sendero rápido y estrecho al final con alguna curva en zeta.

El track de la ruta se puede ver y descargar AQUÍ.

Han sido 4 días intensos montando en bicicleta en pleno Pirineo aragonés, poniendo a prueba mi capacidad física y técnica que quedarán para siempre en el recuerdo, aunque espero repetir y seguir conociendo senderos de la zona.

No hay comentarios :