sábado, 17 de agosto de 2013

Pista de los rojos y Espierlo

ciclismo, mtb, mountain bike, enduro
Comienzo de la pista de "los rojos".
Viernes 16. 2ª jornada en Pirineos.

La noche antes he cambiado los planes después de hablar en recepción del hotel con el encargado y aconsejarme; lo cierto es que quería hacer poco para recuperar de día anterior haciendo la ruta 15 de dificultad técnica roja y siguiendo con la misma idea lo que voy a hacer es combinar 2 rutas completando tramos parciales de las mismas, la 15 y la 10, esta última de difiultad rojo+, lo que quiere decir que no es negra pero casi.

Antes de comenzar a pedalear me dirijo a intersport, tienda de deportes con taller de ciclismo y done trabaja uno de los fundadores de Zona Zero; debo cambiar los platos de la transmisión, pues el desgaste ha hecho que sea imposible pedalear. Mientras me lo hace, en el momento, hablamos un poco de la ruta que tengo prevista y termino haciendo ciertos retoques en la previsión.

Ya en marcha, lo primero es dirigirme a Boltaña, población de donde salen las rutas, y una vez allí comienzo el ascenso por carretera a Campodarbe, donde cogeré un camino que me va a llevar a la pista de "los rojos", sendero divertido y estrecho, en medio del bosque y que inicialmente es rápido pero se va complicando poco a poco; de hecho hay un par de pasos en los que tengo alguna dificultad, aunque los supero sin mayores problemas y a medida que me voy acercando a la parte final la cosa se pone interesante, con alguna rampa tan pronunciada que bajo con el pecho tocando el sillín, y algunas zetas complicadas de trazar.

Ya abajo me dirijo de nuevo a la misma carretera de inicio para volver a subir, esta vez no hasta arriba porque sale el desvío a la derecha, una senda técnica donde lo primero que veo es una placa anunciando peligro, pues es un tramo expuesto a una posible caída al cortado. Llego a Espierlo, que son unas casas derruídas y un corral con ovejas, y desde aquí comienza otro descenso que en esta ocasión es técnico y lento, trialero con piedra suelta, tramos con canchales ladeados y zetas más bien complicadas de trazar.

Finalmente salgo a la misma carretera y cuando deberías dirigirme a Silves para hacer el descenso rápido del día, por el bosque, debo renunciar y volver a Aínsa previa visita turística al casco histórico de Boltaña por problemas mecánicos.

Al final de la jornada, también calurosa pero sin tanta humedad como la anterior, me han salido 50 km; no sé los que habrían sido de haber completado la ruta, pero desde luego no ha sido la idea de kilometraje que tenía en mente.

Para ver el track de la ruta pincha AQUÍ.

No hay comentarios :