lunes, 23 de septiembre de 2013

Pulpo y patata a la gallega

pulpo, patata, gallega
Pulpo y patata a la gallega
Un clásico de la cocina gallega, el pulpo, en este caso acompañado de patatas cocidas o cachelos, con pimentón, sal en escamas y aceite de oliva virgen extra.

Si el pulpo lo tenemos fresco debemos congelarlo para ablandar sus carnes (antes se golpeaba) y a la hora de cocinarlo hay que asustarlo (meterlo 3 veces en el agua hirviendo y volverlo a sacar) antes de cocerlo para que no se le caiga la piel durante la cocción. Este no es mi caso, al menos en esta ocasión, y lo he comprado ya cocido y congelado, ahorrándome mucho tiempo; el resultado final, lógicamente, no es el mismo pero es bastante bueno.

Las patatas las podemos cocinar como más nos guste; en mi caso y en esta ocasión en el microondas, estando listas en 5 minutos con todo su sabor.

No indico cantidades exactas en esta receta, que pueden variar dependiendo que lo hagams como un aperitivo o como plato principal.

Ingredientes:
Patas de pulpo
Patata (unos 200 - 250 gr. por comensal)
Sal en escamas
Pimentón dulce
AOVE

Elaboración:
Lavamos y pelamoss las patatas y las cascamos en trozos medianos, no demasiado pequeños. Las echamos en un bol resistente al microondas y las añadimos un chorrito de agua, lo justo para humedecerlas.

Cocinamos en el microondas, en este caso a 800 watios durante 5 minutos para unos 200 gr. (si es mayor la cantidad hay que aumentar el tiempo, poco a poco según vayamos viendo el estado de cocción). A mitad de la cocción sacamos las patatas del microondas para removerlas y las volvemos a introducir completando el tiempo.

Mientras tanto secamos el pulpo debidamente descongelado y a temperatura ambiente, lo troceamos y salteamos unos minutos con una gota de aceite, lo justo para pintar el fondo de la sartén con la ayuda de un pincel, para dorarlo un poco.

Cocinados ambos ingredientes los emplatamos, mejor en un plato de madera como marca la tradición, espolvoreamos un poco de pimentón y sal en escamas, regamos con un chorro de un buen AOVE (aceite de oliva virgen extra) y servimos, para mi gusto mejor caliente.

Genial.

No hay comentarios :