jueves, 17 de octubre de 2013

Pastel de arroz

Pastel de arroz
Pastel de arroz.
Quería hacer algo con harina de arroz para probar nuevos sabores, nuevas recetas, abrir el abanico de ingredientes y buscando en la red di con un pastel de arroz en www.conpan.es que es bastante sencillo y me decidí por él.

Más adelante, informándome un poco más, supe que es el típico pastel del arroz de Bilbao, aunque en la actualidad todo el arroz que lleva está en el nombre y habitualmente se hace con una base de masa quebrada.

Preparar la masa de este pastel es muy sencillo y por la proporción de ingredientes se obtiene un batido bastante líquido que tras pasar por el horno se transformará en un dulce similar en textura a una tarta de queso, más concretamente me ha recordado a una quesada pasiega,  aunque el sabor es totalmente diferente, muy suave y delicado; lo cierto es que no he encontrado gran diferenca de sabor respecto a haber utilizado harina de trigo, aunque sí me ha dado la impresión que con la de arroz le ha costado un poco más cuajar.

Pero las pruebas no han quedado ahí, y por primera vez he intentado bajar el aporte calórico sustituyendo el azúcar por un edulcorante líquido, tipo estevia, y debo decir que a pesar de ser inicialmente escéptico respecto a la capacidad de endulzar con tan poca cantidad necesaria el resultado final me ha demostrado que estaba equivocado, así que es otra opción a tener en cuenta.

Ingredientes:
Nº de raciones: 1-2

  1. 125 ml. de leche (entera)
  2. 25 gr. de mantequilla
  3. 40 gr. de harina de arroz
  4. 1 huevo (M)
  5. 25 gotas de edulcorante (tipo estevia, equivalente a unos 25 gr. de azúcar)


Elaboración:
Fundimos la mantequilla y le añadimos la leche; mezclamos.

Añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien con la ayuda de las varillas. Echamos la mezcla en el molde que tenemos forrado con papel de hornear o encamisado (impregnada la superficie de mantequilla y espolvoreada con harina) para evitar que se nos pegue el bizcocho.

Llevamos al horno, ya caliente, a 200ºC durante unos 25 minutos, hasta que vemos que ha cuajado y la superficie se ha tostado. Para mayores cantidades habrá que bajar un poco la temperatura y aumentar el tiempo de cocción para evitar que se nos queme por fuera sin haberse cocinado por dentro.

Muy sencillo.

No hay comentarios :