martes, 19 de noviembre de 2013

Fin de semana Outzone

Descenso por sendero nevado.
Un fin de semana con dos salidas en bici, diferentes y divertidas a partes iguales que me han permitido disfrutar de las primeras nieves de la temporada, además de frío y lluvia; adversidades meteorológicas que no hubiera disfrutado en condiciones normales, pero es que no ha sido un fin de semana normal.

Habitualmente los sábados por la tarde doy una vuelta en la bici, solo, pero coincidiendo que venían los componentes del club residentes en Madrid hemos organizado un fin de semana con rutas el sábado por la tarde y el domingo por la mañana; así que en esta ocasión la ruta del sábado ha sido en compañía, en busca de un sendero de descenso nuevo para muchos de los componentes de la expedición.

La previsión del tiempo era de frío sin precipitaciones, pero una vez en marcha han comenzado a caer unas gotas que en seguida se han convertido en copos de nieve. Se crea un ambiente especial con estas condiciones, una euforia que hace que disfrutes más sin importarte el frío que estás pasando, o al menos sin importarte tanto.

Llegamos a casa justo cuando nos quedamos sin luz, con ganas de darnos una ducha bien caliente para entrar en calor e irnos prestos a preparar la barbacoa en la que vamos a degustar las mejores carnes, calvotes, dulces varios y como no, el mejor ambiente.

El domingo por la mañana no hemos podido hacer la ruta que teníamos prevista por culpa de la lluvia, pero no quiere decir que no hayamos salido a montar; hemos cambiado los planes y dedicado a practicar un poco, haciendo descensos técnicos por senderos en las proximidades, resguardados en parte de la lluvia por la frondosidad del bosque de pinos y castaños en el que nos movemos.

No ha sido el fin de semana planeado, no ha sido mejor ni peor sino diferente, perfecto.

No hay comentarios :