lunes, 4 de noviembre de 2013

La deseada

Descenso, Peña Negra, Puerto de Béjar
Descenso a Puerto de Béjar.
Cuántas veces os ha ocurrido que queréis hacer una ruta, o tal vez un sendero o tramo, y por diferentes motivos lo váis posponiendo; o en una de las rutas habituales aparece un desvío, una senda semioculta que no sabéis dónde os puede llevar y pensáis "me puedo desviar e investigar un poco... pero hoy no, mejor el próximo día que pase con más tiempo"; al final, por unas u otras razones no acabas de hacerlo.

En esta entrada se trata del primer caso, aunque del segundo también tengo varios pendientes; una senda, vereda o trocha (como la queramos llamar) que hicimos hace años el grupo que solemos salir juntos en nuestras rutas en bici por la sierra y que nos supuso un reto por su dificultad técnica. Un camino marcado por los hitos de piedra que encontramos en las sierras para que los montañeros y demás usuarios puedan seguir las rutas y más tarde señalizado debidamente con postes y marcas de pintura blanca y amarilla correspondientes a los PR que tanto han proliferado en todos o la mayoría de municipios para atraer a ese turismo activo del que todos quieren vivir pero en el que pocos quieren invertir.

Como digo, hace años en una de nuestras salidas, no recuerdo cómo, decidimos subir a uno de los picos emblemáticos de nuestra ciudad para bajar siguiendo una senda poco transitada hasta un pueblo cercano a nuestra localidad; la bajada discurre bastante directa, sin grandísimos desniveles pero entre algún canchal comprometido, monte bajo, sorteando escobas, algún tramo de pateo porque carecíamos de la técnica o valor necesarios para afrontarlo o simplemente porque no encontábamos el sendero. Pero nos dejó buen sabor de boca.

Con el paso del tiempo de vez en cuando surgía la idea de repetirlo, pero unas veces por falta de ganas, otras por el mal tiempo, alguna otra por coincidir con una montería y estar prohibido el paso el día en cuestión... ya se sabe, cuanto más planeas algo parece haber más papeletas para que salga mal o no lo puedas llevar a cabo. El caso es que el pasado viernes, festivo, como quien no quiere la cosa, cuando estábamos en el punto de encuentro habitual decidiendo la ruta a hacer Iván lo propuso y dicho y hecho, subida a Peña Negra por pista, ancha y de buen firme, para al coronar saltar una pared de piedra y buscar el primer poste o hito que nos indique la vereda a seguir; una vez localizado directos hacia abajo por el mismo camino de antaño pero con diferencias, pues la habilidad y técnica adquiridas tras años practicando lo que últimamente se ha dado en llamar All Mountain, Enduro, Overmountain y no sé de cuántas maneras más sumado a la evolución técnica que han sufrido las bicicletas nos ha permitido hacer el descenso completo sobre la bici.

Muy divertido, exigente en algunos tramos, rápido en otros, técnico aquí y relajado más allá... ahora nos encontramos con un corredor de montaña entrenando, un poco después con unos moteros sobre sus motos de trial, más adelante con unos cazadores apostados en las peñas a la espera de que los perros hagan salir a sus presas (en esta época no faltan las cacerías), hasta que llegamos a una bifurcación, un cruce de caminos por el que pasamos en otra de nuestras rutas y mientras decidimos el camino a seguir llega andando un cazador que se para a descansar mientras entablamos conversación; no deja de llamarme la atención las expresiones de la gente cuando les dices por dónde hemos bajado con la bici, les cuesta creerlo; tras unos minutos de charla terminamos el descenso en Puerto de Béjar y toca emprender el regreso, pero no por carretera, sino buscando alternativas, así que cogemos un camino que va paralelo a la misma, una calleja entre paredes de piedra medio caídas que dificultan el avance en algunos tramos pero que sorteamos sin mayores dificultades hasta llegar a Cantagallo, último pueblo que atravesamos antes de terminar la ruta ciclando por la vía del tren en desuso.

Ha sido una buena jornada, pocos kilómetros pero exigentes y divertidos con la mejor compañía posible. No se puede pedir más.

No hay comentarios :