lunes, 30 de diciembre de 2013

En torno a El Gasco

Senda "Lombo de las viñas"
Senda "Lombo de las viñas".
El Gasco es una alquería del municipio de Nuñomoral en Las Hurdes, una pequeña población literalmente al final de la carretera cuyo nombre quiere decir Tesoro en la lengua judía; sus principales atractivos son el volcán, formación geológica cuyo origen data entre 1 y 2 millones de años por el impacto de un meteorito, y el Chorro de Miacera, el mayor salto de agua de Las Hurdes con una caída de unos 100 m. y al que se accede por un sendero muy bien acondicionado, como suele ser habitual en estas tierras extremeñas.

Esta alquería era ayer nuestro objetivo, o mejor dicho, era la desembocadura de nuestro objetivo, el tramo final de "Lombo de las viñas"; esta ruta parte de Horcajo y llega hasta El Gasco, pero como a nostros nos interesaba el tramo final partimos desde Cerezal con las bicis para ascender durante más de 15 km por pistas anchas y de buen firme, con una pendiente no excesiva pero sin zonas de descanso y que debido a la longitud puede llegar a hacerse dura. La ascensión la hicimos con sol y frío, disfrutando en todo momento de una completa panorámica de la Sierra de la Corredera.

Al llegar al punto en que nos cruzamos con el sendero mencionado dejamos la pista para coger el mismo, estrecho y pedregoso pero con buen firme pues ha sido acondicionado para que los senderistas puedan recorrerlo sin mayores dificultades.

Hay numerosas zetas que a la mayoría de los componentes del grupo nos resultaban casi imposibles de trazar, exigiendo gran destreza en el manejo de la bicicleta, pero se disfrutó el descenso de todos modos.

Una vez en el casco urbano nos dirigimos de nuevo al punto de partida, en esta ocasión por carretera, pues aunque hay una opción de hacer parte del trayecto por sendero paralelo al río se nos había echado la hora encima.

Al llegar a los coches, junto a un pequeño merendero, quedaba la última parte de la jornada, el momento de reponer fuerzas, para lo que juntando lo que había llevado cado uno pudimos disfrutar de una merienda a base de hornazo, tortillas, embutidos y quesos, sin olvidar el café y dulces de la sobremesa.

Una nueva jornada para recordar, y tal vez el germen de una futura ruta enlazando tramos que vamos conociendo en las diferentes visitas a esta región históricamente deprimida pero que sabe sobreponerse a las adversidades.

No hay comentarios :