jueves, 5 de diciembre de 2013

Pudin de Jijona

Pudin de turrón
Pudin de Jijona.
El primer trozo de turrón que pruebo esta temporada y es en forma de este postre sencillo a más no poder, porque una de las particularidades de estas fechas en que nos encontramos es que gracias a la proximidad de la Navidad podemos empezar a comprar y comer el turrón, magnífico dulce que por motivos que se me escapan su consumo se ha encasillado en torno a estas celebraciones.

Oigo hablar a la gente y parece que todo el mundo se queja porque da la impresión que cada año encontramos antes en las estanterías de los supermercados los turrones y dulces navideños ("maldita sociedad de consumo") y en plenas fiestas nadie parece probarlos, todos se quejan porque aseguran estar hartos de comerlos. Pues no es mi caso, que estoy deseando que llegue Octubre - Noviembre para empezar a comprar y poder comerlo, hacer diferentes recetas... De hecho no solo empiezo a comprar para comer, sino que voy acumulando para que me dure unos meses más allá de la Navidad; incluso pasadas las fiestas las tabletas que han quedado abiertas en casa de mis padres me son adjudicadas automáticamente: goloso que es uno...

En cuanto a este postre, como digo más arriba, es muy sencillo, tanto que casi me da vergüenza publicarlo, pero precisamente por esa sencillez y por lo bueno que está lo hago; no es muy dulce, pues no lleva más edulcorante que el propio del turrón, cuya cantidad tampoco es excesiva, la justa para aportar su sabor.
Los muy golosos siempre pueden añadir algo de azúcar a la lista de ingredientes, pero yo he preferido no hacerlo pensando en regarlo con un poco de miel a la hora de comerlo, que marida a la perfección con el turrón.

En poco más de 10 minutos lo tenemos hecho, sin horno, y sólo queda esperar a que se enfríe para poder comerlo, sobre todo si lo queremos presentar desmoldado; como digo, lo podemos servir desmoldado o en recipientes individuales, regado con un poco de miel, acompañado de frutos secos...

Ingredientes:
Nº raciones: 2

  1. 80 - 100 gr. de pan (del día anterior)
  2. 400 ml. de leche
  3. 1 nuez de mantequilla
  4. 50 gr. de turrón de Jijona (blando)
  5. 4-5 orejones
  6. 20 gr. (2 cs) de avena
  7. Miel (opcional, para decorar al servir)


Elaboración:
Echar la mantequilla en una cazuela y cocinar a fuego suave para que no se queme hasta fundir.

Trocear menudo el pan y añadir a la cazuela una vez fundida la mantequilla; subir el fuego y tostar un poco, no mucho, y removiendo para que no se nos queme.

Picar fino el turrón y añadirlo a la cazuela junto con la avena, mezclando bien y cocinando unos momentos antes de añadir la leche.

Cocinar todo el conjunto removiendo de vez en cuando hasta que el preparado comience a espesar; el tiempo de cocción es corto para estas cantidades, por lo que debemos estar atentos para que no quede demasiado seco, pues con el tiempo de reposo va a espesar aún más.

Retiramos del fuego, añadimos los orejones picados y mezclamos.

Emplatamos en los recipientes en que lo vayamos a servir; si lo queremos servir desmoldado forramos el recipiente con film de cocina para que a la hora de emplatar y servir el desmoldado sea sencillo.

Dejar reposar unas horas y servir regando con un poco de miel (opcional) y/o acompañando con unos frutos secos.

No hay comentarios :