jueves, 23 de enero de 2014

Lentejas

Lentejas, lentils
Lentejas.
"Comida de viejas, si quieres las comes y si no las dejas" dice el dicho popular; en mi caso siempre las he comido, pues desde pequeño ha sido uno de mis platos favoritos y eso a pesar de no ser el más atractivo a los ojos de un niño...

Recuerdo cuando le pregunté a mi madre cómo cocinarlas, la sorpresa que supuso ver lo fácil que es tener sobre la mesa un guiso sabroso y reconfortante. Sencillo, pero en el que podemos hacer infinidad de variaciones, añadir unos u otros ingredientes para hacerlas más ligeras o más contundentes (con algún trozo de chorizo, morcilla o tocino), combinar diferentes especias para aportar un toque más exótico o más tradicional, pero hay un ingrediente que para mí nunca puede faltar: el tomate; uno natural, nada de salsa de tomate o similar, que troceamos más o menos menudo y añadimos al comienzo de la cocción. Se disolverá y no lo veremos en el plato, a no ser que no lo pelemos previamente y encontremos los pellejos de la piel; cuando no lo agrego el sabor es totalmente diferente, falta algo.

Para aquellas ocasiones en que nos sobra un poco, insuficiente para una ración, una gran opción es al día siguiene cocer un poco de arroz y añadirlo a las lentejas mientras las calentamos.

En esta ocasión las hago con patata, zanahoria y un poco de orégano, pero suelo cambiar; entre las especias también resulta interesante un poco de comino o pimentón, y entre las verduras y hortalizas la cebolla y el ajo, que se pueden añadir al comienzo o bien hacer un sofrito con ellos e incorporarlos en el último momento.

Y al servir el plato hay a quien le gusta añadirle un chorrito de vinagre o zumo de limón.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 60 gr. de lentejas
  2. 1 patata pequeña
  3. 1 zanahoria pequeña
  4. 1 tomate pequeño
  5. sal
  6. orégano


Elaboración:
Pelamos la patata y la cachamos; la añadimos a la cazuela; igualmente, pelamos la zanahoria, cortamos en rodajas y la agregamos a la cazuela junto con la patata. Por último lavamos el tomate, lo cortamos en dados menudos y sumamos a los otros 2 ingredientes.

Cubrimos con agua, entre 1 y 1,5 dedos por encima de su nivel y llevamos a ebullición con la cazuela tapada. Cuando rompe a hervir bajamos el fuego a media potencia, añadimos la sal y cocemos, siempre con la cazuela tapada.

Al cabo de unos 10 minutos añadimos las lentejas, que habremos lavado para eliminar cualquier impureza; removemos y dejamos cocer durante unos 15 minutos más, removiendo con cuidado de vez en cuando para que no se peguen las lentejas pero sin que se rompan.

A mitad de la cocción más o menos añadimos el orégano. Cuando veamos que las lentejas están en su punto, tiernas pero no excesivamente blandas, apagamos el fuego y las dejamos reposar un poco.

Servimos calientes.

1 comentario :

andreusanchez dijo...

Hola Mario,

¡Hemos visto que tienes muchas recetas en tu blog! Te queremos presentar la página Todareceta.es, donde nuestros más de 160.000 visitantes diarios pueden buscar entre más de 390.000 recetas de blogs y sitios web. También hemos creado el Top blogs de recetas, donde podrás encontrar cientos de blogs que ya se han añadido y al que puedes añadir el tuyo. Nosotros indexamos tus recetas y los usuarios las podrán encontrar usando nuestro buscador. ¡Y no te tienes que preocupar, porque todo es gratuito!

Todareceta.es tiene páginas hermanas en Suecia, Inglaterra, EEUU y Francia, entre muchos otros países. ¿Quieres formar parte de esta gran familia?

¡Estamos a tu disposición!

Todareceta.es