jueves, 6 de marzo de 2014

Tortillas de carnaval

Tortillas de carnaval
Tortillas de carnaval
Aunque no está claro el origen del carnaval, pues se conocen fiestas similares a lo largo de las diferentes civilizaciones desde hace más de 5000 años, es a raíz de la propagación del cristianismo cuando coge más auge; son días de excesos en los que todo estaba permitido (por ello la costumbre de disfrazarse, para mantener el anonimato) y en lo gastronómico también son fechas de excesos antes de afrontar el período de abstinencia y ayuno propios de la cuaresma, cuando no se puede comer carne y que precisamente comienza el miércoles de ceniza.


Esta receta de tortillas de carnaval es típica de las islas Canarias, aunque a poco que nos fijemos podemos ver que es prácticamente igual que las tortitas americanas; prácticamente, pero no igual, pues cambian las proporciones de los ingredientes y la forma de trabajarlos, aparte de la adición de anís en estas.

Normalmente todas las recetas que he visto llevan más cantidad de azúcar, la misma que de harina y leche, pero la he reducido para a la hora de servirlas regarlas con un poco de miel; otra variación que he hecho ha sido sustituir la leche por nata, al contrario de lo que suelo hacer.

Cuando preparamos la masa el proceso es totalmente diferente al habitual, de manera que primero se montan las claras y se le añade el azúcar para formar un merengue al que se le van añadiendo uno tras otro el resto de ingredientes mientras se van integrando totalmente; lo que obtenemos es un batido denso y cremoso que no necesita ningún tipo de levadura o impulsor químico para obtener unas tortillas esponjosas.

Cuando las degustamos, aparte de esa esponjosidad, el ligero toque a anís (que se puede acentuar añadiendo un poco de anís en polvo o matalahúva durante la elaboración de la masa) las hace totalmente diferentes de las mencionadas tortitas americanas.

Son sin duda un dulce que aunque típico de las fechas de carnaval, podemos preparar en cualquier época del año.

Ingredientes:
Nº raciones: 3 tortillas (medianas-grandes)

  1. 1 huevo (L)
  2. 30 gr. de azúcar
  3. 80 gr. de harina
  4. 80 gr. de nata (33% M.G.)
  5. canela en polvo
  6. 1 chorrito de anís
  7. miel de naranja


Elaboración:
Separamos la clara y la yema del huevo y montamos a punto de nieve la primera; cuando ya está firme añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta tener un merengue compacto, que forme picos que mantienen la forma y al voltear el recipiente el contenido no se derrama.

Añadimos la yema y batimos hasta integrar totalmente.

Llega el turno de la canela y la harina, tamizada; las añadimos y volvemos a batir, siempre con las varillas eléctricas, aunque en este punto tendremos que aumentar la velocidad pues la masa espesa y le cuesta más girar a las varillas.

Por último el chorrito de anís y la nata, y volvemos a batir; ahora, al contrario que en el paso anterior, la masa se aligera, se licúa ligeramente. Trabajamos hasta tener un batido denso y cremoso.

Engrasamos una sartén o plancha y la calentamos a temperatura media; una vez caliente vamos añadiendo cucharadas de la masa, de una en una o de dos en dos, según el tamaño que queramos de las mismas, y cocinamos hasta comenzar a burbujear la superficie y estar tostada la cara inferior, cuando la volteamos y cocinamos unos momentos para dorar la otra superficie.

Retiramos del fuego y reservamos mientras cocinamos las otras tortillas. Aún en caliente podemos ir regándolas con un poco de miel para que se funda si está en estado sólido.

Servimos calientes.

Esponjosas, de sabor suave y un ligero toque a anís.

No hay comentarios :