jueves, 15 de mayo de 2014

Risotto de salmón

Risotto de salmón; salmon risotto
Risotto de salmón
Un plato de arroz siempre sienta bien, y cuando tengo tiempo para cocinarlo con calma me gusta hacer un risotto, cremoso pero sin ser graso; y es que no es necesario agregar mantequilla al final para dar esa textura untuosa tan buscada (otra cosa es que queramos aportar el sabor de la misma) si lo vamos cocinando con muy poco caldo en todo momento y removiendo constantemente y con cuidado para que el arroz suelte su almidón pero sin romper el grano.

El salmón es un pescado muy sabroso, pero empleado en una cantidad mínima como en este caso vamos a conseguir que aporte su sabor pero sin llegar a ser el protagonista del plato y sin hacer de menos al resto de ingredientes. Añado un poco de eneldo picado, que combina bien con los pescados, sobre todo con el salmón (al menos para mi gusto).

Y como parece que un plato italiano, ya sea pasta o arroz, no es tal sin su queso me he inclinado por un semicurado de Taramundi, de leche cruda; no es muy fuerte y lo pico muy fino para añadirlo al emplatar y que se funda parcialmente con el calor residual aportando un sabor ligeramente mantecoso al plato (rallado fundirá mejor).

Finalmente y a modo de aclaración, no soy muy específico en esta ocasión con las cantidades de los ingredientes, pues dependerá un poco del gusto del cocinero y/o del comensal el que aportemos más o menos porción de cada uno.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 75 gr. de arroz redondo (mejor si tenemos uno específico para risottos, arborio, carnaroli...)
  2. 50 gr. de salmón
  3. caldo de pescado
  4. cebolla
  5. eneldo picado
  6. queso rallado o picado fino


Elaboración:
Picar fina la cebolla y rehogar en un poco de aceite en la sartén, hasta comenzar a coger color.

Agregar el arroz y rehogar un par de minutos, hasta comenzar a tostarse; a partir de ahora vamos añadiendo el caldo poco a poco, siempre caliente y removiendo constantemente. El caldo de la sartén debe estar burbujeando siempre, y la cantidad de líquido será poca, la justa para cubrir el arroz pero estando casi seco.

Mientras se va cocinando el arroz preparamos el salmón retirando la espinas y la piel y cortando en dados menudos. Al estar en su punto el arroz añadimos el pescado y el eneldo picado y retiramos la sartén del fuego; removemos para mezclar los ingredientes e incorporamos el queso que tenemos picado muy fino o rallado.

Servimos la momento.

Superior.

No hay comentarios :