jueves, 8 de mayo de 2014

Tarta de cuajada

Tarta de cuajada; Junket cake
Tarta de cuajada
Sabor lácteo ligeramente endulzado gracias a la miel, aunque no tan protagonista como cuando tomamos una cuajada y la regamos con ella (siempre que como cuajada la endulzo con miel, no con azúcar).

Un postre sencillo, una tarta que en pocos minutos tenemos cocinada y lista para refrigerar durante unas horas para que cuaje y podamos servir, mejor fresca; la preparamos como una tarta tatín, es decir, invertida, con la que será la base arriba y antes de servir la desmoldaremos para presentar con la capa de galletas abajo, haciendo realmente de base, así que una buena ayuda puede ser forrar el molde que empleemos con film transparente, lo que nos permitirá desmoldar sin problemas.

En esta ocasión como base he empleado galletas tipo vainilla, aunque podemos emplear las que más nos gusten, eso sí, mejor cuadradas o rectangulares para procurar cubir toda la superficie. La he visto hacer con base de bizcocho, sobaos, etc., y en estos casos una opción es cubrir primero la base del molde con el bizcocho para echar encima la cuajada; lógicamente antes de cuajar la leche el bizcocho flotará y subirá a la superficie, por lo que tras el tiempo de reposo encontraremos la tarta invertida.

Una opción es preparar la cuajada sin la miel o cualquier otro edulcorante, de manera que sea cada comensal el que la endulce a su gusto con un buen chorro de miel, una salsa de chocolate caliente...

Ingredientes:
Nº raciones: 3-4

  1. 450 gr. de leche
  2. 60 gr. de miel
  3. 1 sobre de cuajada (Royal)
  4. galletas tipo vainillas (la cantidad dependerá del tamaño del molde)


Elaboración:
Comenzamos forrando el molde con film transparente y reservándolo.

Ponemos en el fuego una cazuela con la leche, reservando un poco de ésta para disolver en ella la cuajada; cocinamos hasta alcanzar la ebullición, cuando incorporamos el resto de la leche con la cuajada diluida en ella. Volvemos a colocar la cazuela en el fuego y volvemos a llevar a ebullición, removiendo.

Retiramos la cazuela del fuego y agregamos la miel, agitamos bien y echamos la mezcla en el molde que habíamos forrado y reservado. Cubrimos la superficie con las vainillas, tapamos con film y dejamos enfriar; una vez a temperatura ambiente la introducimos en el frigorífico hasta el momento de consumir, al menos 3-4 horas para que cuaje la tarta.

antes de servir la desmoldamos dejando la capa de galletas de base, decoramos al gusto y a disfrutar.

No hay comentarios :