lunes, 19 de mayo de 2014

Tostas de queso a la plancha y miel

Tostas de queso a la plancha y miel; griddle cheese and honey toast
Tostas de queso a la plancha y miel
Una combinación que siempre me ha gustado, el queso (de cualquier tipo) con la miel; de hecho ya de niño uno de mis bocadillos preferidos era el de quesitos con miel, más aún que el bocadillo de chocolate (tableta de chocolate entre 2 rebanadas de pan).

En esta ocasión empleo un queso de leche cruda de vaca semicurado, pero podemos hacerlas con el que más nos guste siempre teniendo en cuenta que cuanto más tierno sea obtendremos un resultado más cremoso y para quesos más curados y secos inicialmente tendremos un resultado más crujiente pero si lo dejamos enfriar antes de comerlo se nos volverá correoso el bocado; es un preparado para cocinar y servir al momento, para ser consumido caliente.
Cocinar el queso es sencillo y rápido, muy rápido; tanto que casi tardamos más en calentar la sartén o plancha que en cocinarlo, así que debemos preparar todos los ingredientes antes de arrimarnos a los fogones: cortar y tostar el pan, cortar el queso..

Ingredientes:
Nº raciones: 2 tostas

  1. 2 rebanadas de pan
  2. queso
  3. miel


Elaboración:
Cortamos las rebanadas de pan, no muy finas para que aguanten bien sin romperse. Igualmente cortamos el queso y le quitamos la corteza; la cantidad de éste a cortar dependerá del tamaño de las rebanadas de pan, de forma que calculemos para cubrir la superficie de las mismas, y el grosor en torno a 0,5 cm (cuanto más finas sean más complicado será manejarlas para voltearlas y más breve el tiempo de cocinado).

Tostamos el pan y mientras tanto vamos calentando la sartén antiadherente o la plancha a máxima potencia; una vez listo el primero lo disponemos en las bandejas o platos en que serviremos las tostas y añadimos el queso a la plancha cocinando hasta que vemos que comienza a fundirse y tostarse, cuando lo volteamos con ayuda de un par de espátulas.

Cocinamos el queso por la segunda cara y antes de fundirse completamente lo retiramos y colocamos directamente sobre las rebanadas de pan. Regamos con un poco de miel, de encina en este caso, y servimos al momento.

Sin palabras.

No hay comentarios :