lunes, 2 de junio de 2014

Crema de naranja

Crema de naranja; orange custard
Crema de naranja
Un postre con un sabor suave a naranja, para nada dulce pero tampoco ácido como se podría esperar por el cítrico; cremoso al paladar, no tanto como una mousse pero que se deshace con facilidad en la boca... y lo podemos tomar frío, recién salido del frigorífico refrescándonos en estos comienzos del verano sin llegar a ser un helado.

Puede parecer demasiado bueno para ser verdad, pero lo cierto es que es todo lo dicho: el queso crema aporta esa textura cremosa además de su sabor suave que se une al de la naranja, y el azúcar empleado en la cantidad justa para neutralizar la acidez de ambos ingredientes pero sin endulzar en exceso.

Lo preparamos como si de unas natillas se tratase, mezclando el zumo de naranja, el azúcar y el huevo y calentando sin dejar de remover hasta comenzar a espesar; aunque le cuesta un poco más empezar a cuajar que si de las clásicas natillas se tratase, tampoco es excesivo el tiempo que nos lleva (siempre teniendo en cuenta que las cantidades empleadas son pequeñas).

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 1 huevo (L)
  2. 20 gr. de azúcar (1 cs)
  3. 1 naranja grande
  4. 75 gr. de queso crema (light)


Elaboración:
Exprimimos la naranja y echamos el zumo, unos 125 ml., en una cazuela junto con el huevo y el azúcar y batimos con unas varillas manuales para integrar todos los ingredientes; llevamos la cazuela al fuego a potencia media y cocinamos removiendo con las varillas hasta tener un batido fino y sin grumos que comienza a espesar.

Añadimos el queso crema y mezclamos bien, terminando de espesar la crema en el fuego, pero sin excedernos, como si estuviésemos preparando unas natillas, tal vez un poco más según los gustos.

Retiramos del fuego, seguimos removiendo unos momentos y vertemos la crema en el recipiente en que lo vayamos a servir, donde la dejamos enfriar a temperatura ambiente primero y luego en el frigorífico cubierta con film transparente hasta que la vayamos a consumir.

Refrescante.

No hay comentarios :