jueves, 21 de agosto de 2014

Lasaña tierra y mar


Lasaña de jamón y pescado; Ham and fish lasagne
Lasaña tierra y mar

Lo más normal es hacer la lasaña con un relleno de carne picada y tomate frito, prácticamente una salsa boloñesa, pero me he querido desmarcar en esta oasión de lo habitual y me he decantado por una mezcla de pescadilla y jamón serrano, dos ingredientes totalmente diferentes aunque no tan raro de encontrar juntos (recordemos la clásica trucha rellena de jamón).

La combinación de sabores es interesante aunque hay que tener cuidado de no abusar del jamón si no queremos que eclipse por completo a la pescadilla, de sabor más suave; lo mismo ocurre con el ajo, del que tampoco debemos emplear mucha cantidad para que simplemente aporte un toque de sabor, y al que retiramos el tallo interior para evitar que repita durante la digestión.

Tal vez alguien piense que he olvidado la sal, pero lo cierto es que la he omitido a propósito, pues he considerado suficiente la propia del jamón y del queso curado, incorporando únicamente una pizca a la bechamel. Y a propósito del queso, aunque lo habitual es rallarlo para repartirlo sobre la bechamel y fundirlo en el gratinado (o incorporarlo a la propia bechamel al retirarla del fuego) he preferido emplear uno que sabía que no fundiría y lo he picado fino para que al gratinar se tueste y quede algo crujiente, aportando un poco de contraste al resto de texturas del plato.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 3 placas de lasaña
  2. 2 colas pequeñas de pescadilla
  3. 3 lonchas de jamón serrano
  4. 1 diente de ajo
  5. queso curado de oveja
  6. 1 hoja de laurel

Para la bechamel

  1. 15 gr. de mantequilla
  2. 8 gr. de maizena
  3. 100 ml de leche
  4. sal
  5. nuez moscada


Elaboración:
Comenzamos con el pescado; en una cazuela lo introducimos con el laurel y cubrimos con agua, ponemos la tapadera, colocamos en el fogón y llevamos a ebullición. Cuando la alcance dejamos burbujear durante un minuto y retiramos la cazuela del fuego reservando tal cual mientras pierde temperatura.

Ponemos a hidratar las placas de lasaña en agua caliente y preparamos el resto de ingredientes picando el ajo, el jamón y el queso.

Con el pescado a temperatura ambiente lo retiramos de la cazuela, quitamos piel y espinas y demenuzamos; le añadimos el jamón y el ajo y mezclamos bien. Para el montaje de la lasaña pintamos el recipiente donde lo vayamos a cocinar con un poco de aceite de oliva, mejor si es virgen extra, y colocamos la pirmera placa de lasaña; repartimos por la superficie de la misma la mitad de la mezcla de pescado y jamón y colocamos otra placa de lasaña. Cubrimos con el resto del relleno y terminamos cubriendo con la última placa de lasaña.

Preparamos la bechamel. Calentamos la mantequilla en la cazuela y cuando se haya fundido añadimos la maizena; la dejamos tostar unos momentos y la mezclamos bien con la mantequilla con la ayuda de una varillas. Incorporamos la leche y una pizca de sal y cocinamos sin dejar de remover para disolver la maizena y eliminar cualquier grumo; cunado comience a espesar añadimos la nuez moscada, mezclamos y retiramos del fuego.

Removemos unos instantes más con las varillas y la vertemos sobre la lasaña, espolvoreamos por encima el queso picado muy fino y cocinamos en el horno a potencia máxima y con el grill encendido durante unos minutos, hasta dorar la superficie.

Servimos caliente.


No hay comentarios :