lunes, 22 de septiembre de 2014

"Empanadilla" de manzana y chocolate negro

Empanadilla de manzana; Apple turnover
Empanadilla de manzana y chocolate negro

Masa de pasta fresca al huevo (espaguetis, tallarines, ravoli...) horneada en lugar de cocida y con forma de megaempanadilla o calzone... ¿cómo denominarlo? No es ni una ni otra y a la vez tiene un poco de ambas.

Empleando una mezcla de harinas de trigo, integral y refinada pero con predominancia de la primera, un huevo por 100 gr. de harina y sal conseguimos tener en pocos minutos y sin necesidad de prolongados amasados una masa firme y seca que refrigeramos desde en torno a media hora hasta, incluso, de un día para otro; horneándola conseguimos dorarla y que quede más bien crujiente al tiempo que el relleno se reblandece y carameliza ligeramente con sus propios azúcares.

El chocolate, con un alto porcentaje de cacao, se funde para cubrir toda la fruta y dar un punto de sabor ligeramente amargo en contraste con el dulzor de la manzana, del tipo Royal en este caso. Pero no pensemos que es una receta dulce, pues todo el azúcar que lleva es el de la manzana, así que dependiendo del tipo que utilicemos conseguiremos unos matices tirando a dulce o a cierta acidez; la canela incorporada en la masa será en parte la que nos incite a comer este preparado como dulce más que como salado.

Ingredientes:
Nº raciones 1-2

Para la masa

  1. 60 gr. de harina integral
  2. 40 gr. de harina de trigo
  3. 1 huevo (L)
  4. 1 pizca de sal
  5. canela en polvo (al gusto, opcional)

Para el relleno

  1. 1 manzana pequeña
  2. chocolate negro (85% de cacao)


Elaboración:
Para la masa.

En el bol amplio en que comenzaremos a hacer la masa echamos las harinas, la sal y la canela si la vamos a usar y mezclamos bien; hacemos un hueco en el centro sobre el que cascamos el huevo.

Con la ayuda de una espátula, pues inicialmente será pegajosa y difícil de manejar la masa, vamos mezclando las harinas y huevo hasta que veamos que la podemos trabajar a mano sin excesivas dificultades. Echamos entonces la masa en la mesa de trabajo y la vamos amasando hasta ser firme, lisa y más bien seca, para nada pegajosa.

Hacemos una bola con la masa, la envolvemos con film transparente y la refrigeramos al menos media hora, aunque bien puede ser de un día para otro.

Cuando vayamos a cocinar la "empanadilla" sacamos la masa del frigorífico y la extendemos con la ayuda de un rodillo, dándola forma más o menos circular y dejándola con un grosor inferior a 0,5 cm.

Para el relleno.

Rallamos el chocolate con la ayuda de un pelador y reservamos.

Pelamos la manzana, la descorazonamos y cortamos en gajos finos; los colocamos sobre la masa hasta cubrir la mitad de la superficie, sin llegar a los bordes y dejando todo un hemisferio libre; espolvoreamos encima el chocolate y cerramos como cuando preparamos una empanada, sellando bien los bordes.

Llevamos al horno, caliente, a 150ºC en mi caso durante unos 20 minutos, hasta dorar la superficie; volteamos la empanadilla para dorar un poco la otra cara y horneamos unos 5 minutos más, vigilando el color de la masa.

Retiramos del horno, dejamos entibiar unos minutos y servimos templada.

Diferente.


No hay comentarios :