lunes, 29 de septiembre de 2014

Espirales con salsa de nueces

Espirales con salsa de cebolla y nueces; Pasta with onion and walnut sauce
Espirales con salsa de cebolla y nueces

Comida sencilla tanto en la elaboración como en los ingredientes que contiene, pero no por ello menos sabrosa y nutritiva; un plato de pasta que rellenará nuestros depósitos de combustible y aportará la energía necesaria que nos permita continuar la jornada.

La pasta la tenemos en poco más de diez minutos, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante en cuanto a tiempos de cocción para dejarla "al dente" y mientras tanto vamos preparando la salsa, que también nos llevará poco tiempo.

Habitualmente las salsas son las que aportan mayor cantidad de grasas en las comidas por el uso de nata y similares, lógico por otra parte poque es la grasa la que suele hacer más sabrosa una comida; pero no es este el caso, en el que prescindo de cualquier tipo de grasa más allá del aceite justo para saltear las verduras unos minutos. Si disponemos de algún caldo suave, de verduras o carne por ejemplo, lo podemos utilzar para dejar la salsa con la textura deseada, más o menos espesa, y si no, un poco de agua siempre nos sacará del apuro y no la hará desmerecer.

Es un plato ideal para tomar en un día laborable, cuando solemos tener poco tiempo para cocinar; así, el que nos ahorramos en los fogones lo ganamos para poder comer con más calma y saborear mejor la comida.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 100 gr. de espirales
  2. 1 trozo de cebolla (cantidad al gusto)
  3. pimiento rojo (cantidad al gusto)
  4. 1 diente de ajo
  5. 4-5 nueces
  6. sal
  7. perejil


Elaboración:
Ponemos a calentar abundante agua en una cazuela y cuando alcance la ebullición incorporamos la pasta y un poco de sal, removemos con la ayuda de un cucharón de madera, bajamos la temperatura del fogón y cocinamos durante el tiempo que recomienda el frabricante. Una vez en su punto la escurrimos y reservamos.

Por otro lado pelamos las nueces y las tostamos en la sartén, que hemos calentado aunque con una potencia no muy fuerte para evitar que se nos quemen. Cuando adquieran un tono tostado y desprendan su aroma las retiramos y reservamos.

Echamos un poco de aceite en la misma sartén y doramos el diente de ajo debidamente pelado; igualmente lo retiramos y reservamos una vez está en su punto.

Hemos cortado en juliana fina la cebolla y el pimimento, los echamos a la sartén y subiendo el fuego los salteamos unos minutos hasta comenzar a tostarse.

Echamos todos los ingredientes en un recpiente adecuado y los trituramos con la batidora de brazo, en mayor o menor medida dependiendo de que queramos una salsa fina y sin grumos u otra más basta; inicialmente el resultado veremos que es bastante espeso y denso, pero iremos añadieindo un poco de agua o un poco de caldo de verduras para darle la textura deseada.

Finalmente emplatamos la pasta y regamos con un poco de la salsa, la cantidad al gusto, como siempre. Decoramos con unas nueces peladas y un poco de perejil picado y listo para servir.

Pocos minutos junto a los fogones para poder comer con mayor calma.


No hay comentarios :