lunes, 29 de diciembre de 2014

Brownies de chocolate blanco

Brownies de chocolate blanco; White chocolate brownies
Brownies de chocolate blanco

Hay diferentes versiones del origen del brownie pero la más extendida y que más me gusta es la que dice que fue un error de un cocinero en EEUU al olvidar añadir la levadura a un bizcocho que estaba preparando; bendito error.

El clásico es de chocolate negro, lo que le da el nombre (brownie = marroncito), lleva nueces troceadas en su masa y se sirve en porciones cuadradas. lógicamente al no llevar levadura entre sus ingredientes no es un bizcocho tan esponjoso como otros, aunque en realidad no es necesaria su adición para obtener un dulce jugoso si a la hora de trabajar la masa la aireamos bien.

Al igual que he versionado la receta original con chocolate blanco en el último momento he decidido presentarlo en monodosis, así que en lugar de hornear el bizcocho en un  molde cuadrado o rectangular para cortar en porciones cuadradas una vez frío he echado la masa en flaneras desechables individuales.

Si no nos gustan las nueces o somos fans del chocolate podemos sustituir las primeras por pepitas o pequeños trozos de chocolate negro; en este caso no cortaremos el brownie hasta estar completamente frío para que los peqeños trozos de chocolate vuelvan a solidificar y obtengamos cortes limpios.

A la hora de comerlo encontramos un bizcocho ligeramente seco, casi crujiente, en la superficie con un interior esponjoso y jugoso de intenso sabor a chocolate blanco.

Ingredientes:
Nº raciones: 5

  1. 100 gr. de chocolate blanco
  2. 35 gr. de mantequilla
  3. 25 gr. de azúcar
  4. 55 gr. de harina de repostería
  5. 1 huevo (L)
  6. 3-4 ml. de esencia de vainilla
  7. 1 pizca de sal
  8. 5-6 nuecces


Elaboración:
En un recipiente echamos la mantequilla a temperatura ambiente y el chocolate blanco troceado y los fundimos para conseguir una crema densa que reservamos. Esta operación la podemos hacer al baño maría o bien en el microondas, siempre teniendo la precaución de hacerlo a una potencia media-baja para evitar quemar el chocolate (más delicado este que el negro o con leche).

Batimos el huevo con el azúcar y la vainilla hasta tener una mezclal esponjosa. Cuanto más aire introduzcamos en esta operación más esponjoso será el bizcocho final, así que nos podemos ayudar de unas varillas eléctricas para hacerlo.

Incorporamos la crema de chocolate blanco, la harina y la sal y mezclamos con cuidado con la ayuda de una espátula hasta que el batido no tenga grumos. Por último añadimos las nueces troceadas y mezclamos bien.

Echamos la masa en las flaneras desechables individuales sin rellenar más allá de la mitad de su capacidad porque durante el hornado la masa subirá.

Cocinamos en el horno de aire ya caliente a 160ºC durante unos 20 minutos; es mejor no hornear en exceso, pues una vez apagado la masa sigue cociéndose por dentro y si nos pasamos con el tiempo quedará demasiado seca.

Dejamos enfriar antes de servir, solos o con alguna salsa caliente; de chocolate negro le va genial.

Muy fácil, muy sabrosos.


No hay comentarios :