lunes, 19 de enero de 2015

Arroz con costilla

Arroz con costilla; Rice with ribs
Arroz con costilla

Plato único que nos hará entrar en calor en los días fríos de invierno y que cocinamos sin grandes complicaciones; un arroz con un poco de caldo, casi meloso, con todo el sabor absorbido de las costillas de cerdo que habremos cocido lo suficiente para que su carne se separe con facilidad del hueso.

Doramos las costillas adobadas antes de cocer para que aporten más sabor al guiso, al que incorporamos el arroz en los últimos 15 minutos para que estén en su punto al mismo tiempo tanto carne como cereal.

El tomillo terminará de aportar el sabor a receta casera que tanto gusta y se aprecia en tiempos de prisas y estrés, cuando disfrutar de una comida con la tranquilidad de no tener que estar pendiente del reloj adquiere casi el carácter de lujo.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. costillas de cerdo adobadas
  2. 1 taza de café de arroz (sin colmar)
  3. 1 trozo de cebolla
  4. 1 diente de ajo
  5. aceite de oliva
  6. 300-350 gr. de agua
  7. sal
  8. tomillo


Elaboración:
Cortamos en juliana fina la cebolla mientras ponemos a calentar un poco de aceite en la cazuela; la rehogamos a fuego medio-alto con un poco de sal hasta ablandarse y comenzar a coger color; durante su cocinado laminamos fino el ajo y lo incorporamos a la cazuela en la que estamos rehogando la cebolla.

Con la cebolla comenzando a adquirir un ligero tono dorado incorporamos las costillas, subimos la potencia del fuego al máximo y las cocinamos removiendo de vez en cuando para que se doren por toda la superficie; no es necesario que se cocine la carne por dentro, sino sólo dorar la superficie. Añadimos entonces el agua y una vez alcanzada la ebullición cocemos a fuego medio con la cazuela tapada; al cabo de unos 15 minutos incorporamos el arroz, removemos y dejamos cocer unos 15-17 minutos, hasta que veamos que el arroz está casi en su punto. Si fuese necesario añadimos un poco más de agua, siempre caliente para no interumpir la cocción, buscando que no nos quede un arroz seco.

Espolvoreamos tomillo seco, mezclamos y apartamos la cazuela del fuego dejando reposar un par de minutos antes de servir caliente.

Un arroz muy sabroso.


No hay comentarios :