lunes, 26 de enero de 2015

Natillas de polvorones

Natillas de polvorón; almond shortbread custard
Natillas de polvorón

Con los últimos polvores de las navidades, que reservé a propósito, he hecho estas natillas con sabor a polvorón y naranja. No es una receta de aprovechamiento para gastar productos a los que queremos dar salida antes de estropearse, es una receta hecha con toda la intención; de hecho si no la he preparado antes ha sido para disfrutarla más, pues durante las mismas fiestas o próximos aún a ellas parece que el paladar está saturado de tanto y tan parecido dulce.

Gracias a unas gotas de agua de azahar agregadas a la crema una vez retirada del fuego aportamos un matiz a naranja muy interesante y diferente de las clásicas natillas aromatizadas con limón y canela. El otro sabor que encontramos, el de la almendra, está reforzado por los pequeños trozos que tenían los polvorones y que encontramos al comer el postre.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 1 huevo (L)
  2. 20 gr. de azúcar
  3. 170 gr. de leche entera
  4. 2 polvorones (60 gr.)
  5. unas gotas de agua de azahar

Elaboración:
En la misma cazuela que vayamos a llevar al fuego cascamos el huevo y lo mezclamos bien con el azúcar; incorporamos la leche y volvemos a mezclar hasta que el batido sea homogéneo. Finalmente desmenuzamos los polvorones en la cazuela y cocinamos a fuego medio, removiendo constantemente para que no se formen grumos y la masa del polvorón se diluya por completo.

Cuando comience a espesar la crema y tenga una textura similar a una mahonesa ligera apartamos del fuego; hay que tener siempre en cuenta que al enfriarse la crema se volverá más espesa. Seguimos removiendo unos instantes a la vez que agregamos las gotas de azahar; damos el último removido para mezclar bien el azahar y vertemos la crema en el recipiente en que lo serviremos.

Cubrimos con film transparente en contacto con la superficie de las natillas para evitar la formación de costra y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez tibias las refrigeramos hasta el momento de comerlas.


No hay comentarios :