jueves, 19 de febrero de 2015

Sopa de cebolla

Sopa de cebolla; Onion soup
Sopa de cebolla

Éste es un clásico ideal para estos días fríos de invierno, cuando el cuerpo nos pide ingerir comidas calientes.
La complicación para preparar esta sopa es nula y no requiere nuestra atención más que para remover de vez en cuando la cebolla mientras la pochamos tranquilamente para evitar que se nos pegue.

Lo ideal es hacerla con algún caldo casero en lugar de agua para darle más sabor, bien sea de carne o pollo, aunque si no disponemos de él podemos recurrir al que compramos en brik o las clásicas pastillas de concentrado de caldo. Los precocinados no me gusta consumirlos porque habitualmente llevan demasiada sal, y para variar esta vez, en lugar de la pastilla de concentrado (parte en realidad, pues para una única ración la pastilla entera es excesiva) he optado por un poco de salsa de soja, que le aporta sabor a la vez que me sirve para sazonar.

Si no la habéis hecho nunca probadla porque seguro que os gusta; si ya la habéis probado repetiréis si aún no lo habéis hecho.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 1/2 cebolla
  2. 300-350 gr. de agua
  3. 15 gr. de salsa de soja
  4. 1 rebanada de pan, un poco gruesa
  5. queso para gratinar
  6. aceite de oliva


Elaboración:
En la cazuela ponemos a calentar el aceite mientras cortamos en juliana fina la cebolla; una vez que ha alcanzado temperatura incorporamos la hortaliza y cocinamos a fuego medio con la cazuela tapada, removiendo de vez en cuando, hasta que comienza a coger un ligero tono dorado. Incorporamos la salsa de soja y continuamos cocinando hasta que la cebolla adquiere un dorado oscuro, cuando incorporamos el agua, tapamos la cazuela y dejamos cocer unos minutos tras alcanzar la ebullición para que se infusione bien el caldo.

Retiramos del fuego, incorporamos la rebanada de pan y espolvoreamos con una cantidad algo generosa de queso rallado; gratinamos en el horno hasta tostar el queso y pan y servimos caliente.

Sabrosa y reconfortante.


No hay comentarios :