jueves, 12 de marzo de 2015

Bonito con puré de patata

Bonito con puré de patata; Tuna and mashed potatoes
Bonito con puré de patata

Hace unos días Isabel hizo un rápido análisis del tipo de receta que suelo preparar: "poco aceite evitando las grasas en la medida de lo posible y siempre o casi siempre con la presencia del ajo", al tiempo que me lanzaba el reto de cocinar un plato sabroso pero sin ajo; he aquí mi propuesta, sencilla, nutritiva, sabrosa, con la mínima cantidad de aceite y claro está, sin ajo. Espero que te guste.

A pesar de su sencillez hay alguna pequeña puntualización que se puede hacer, como con el puré de patata, que si bien lo hago cociendo la patata en una mezcla a partes iguales de agua y leche podemos prescindir de ésta y hacerlo sólo en agua; eso sí, considero importante emplear la menor cantidad de líquido posible para que a la hora de machacar las patatas empleemos todo o casi todo el caldo obtenido y de esta forma aprovechar todos los nutrientes del tubérculo. Al cachar las patatas en lugar de cortarlas totalmente a cuchillo  busco que suelten mayor cantidad de almidón y obtener así un caldo algo más espeso.

El bonito, ya lo he comentado en otras recetas, lo cocinamos poco para que no quede seco; por eso es importante tenerlo a temperatura ambiente y no frío en el momento de prepararlo habiéndolo sacado un rato antes del frigorífico (unos 40 - 45 minutos), para que no quede frío en el centro.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 1 rodaja de bonito
  2. 1-2 patatas (según tamaño, unos 200 gr. en total)
  3. 1 quesito
  4. leche
  5. agua
  6. sal
  7. pimienta
  8. AOVE


Elaboración:
Pelamos las patatas, las cachamos menudas y echamos en una cazuela; agregamos una mezcla a partes iguales de agua y leche, lo justo para cubrirlas, sazonamos y cocinamos hasta estar tiernas las primeras. Las pasamos a un recipiente en el que las podamos machacar con facilidad, añadimos el quesito y con ayuda de un tenedor o un "machaca-patatas" hacemos un puré espeso; dependiendo de que lo queramos más o menos denso vamos añadiendo poco a poco parte del líquido en que las hemos cocinado. Reservamos.

Lavamos la rodaja de bonito y la secamos bien con papel absorbente; la salpimentamos por ambas caras y echamos unas gotas de AOVE por encima que esparcimos por toda la superficie, también en ambas caras.

Calentamos la parrilla o sartén, sin nada de aceite, y cuando esté bien caliente, casi humeando, cocinamos el bonito siempre a fuego alto lo justo para dorarlo por ambas caras pero que aún esté sonrosado en el interior para que no nos quede seco.

Retiramos del fuego y emplatamos: hacemos una cama con el puré de patata y molemos encima un poco de pimienta negra; colocamos encima el bonito, regamos con unas gotas de AOVE para decorar y servimos al momento.


No hay comentarios :