lunes, 23 de marzo de 2015

Tortas de aceite saladas

Tortas de aceite saladas; savory oil pastry
Tortas de aceite saladas

Cocinar en cantides tan pequeñas como lo suelo hacer tiene sus ventajas e inconvenientes, como todo; entre las primeras está sobre todo la rapidez de elaboración porque los tiempos de cocción se reducen bastante, y como inconvenientes el aumento de costes tanto a la hora de hacer la compra (proporcionalmente sale más económico comprar en formato familiar aunque sólo sea por el ahorro en envases) como el consumo energético.

Por ello, como muchas veces no me compensa encender el horno debo buscar alternativas que resulten igual de satisfactorias, a pesar de poder diferir de los resultados originales. Así, cuando vi estas tortas en "El invitado de invierno" y decidí que iba a probarlas comencé a pensar cómo hacerlas prescindiendo del horno (entre otras pequeñas variaciones); la solución fue la plancha.

La masa lleva una proporción importante de grasa, por lo que he empleado harina de fuerza para facilitar el leudado, que por otra parte es mínimo y muy lento al hacerlo en el frigorífico durante 24 horas. El resultado final son unas pequeñas tortas que si somos capaces de dejar enfriar al aire antes de probarlas adquieren una textura crujiente con sabores propios del campo gracias al romero y tomillo entre otros.

Son ideales en un aperitivo para tomar con algún tipo de paté, acompañando a una tabla de quesos o simplemente para matar el hambre entre horas.

Ingredientes:
Nº raciones: 6 unidades

  1. 110 gr. de harina de fuerza
  2. 2 gr. de levadura seca de panadero (maizena)
  3. 40 gr. de agua tibia
  4. 40 gr. de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  5. ajonjolí o sésamo
  6. tomillo seco
  7. romero seco
  8. sal


Elaboración:
Mezclamos la harina y levadura e incorporamos el agua; amasamos ligeramente, lo justo para integrar los elementos con el resultado de una masa migosa que no se compacta; dejamos reposar unos minutos para que se hidrate la harina.

Agregamos la sal, el sésamo, las hierbas aromáticas y el aceite y trabajamos para conseguir una masa homogénea; no es necesario amasarla en exceso, sólo hasta amalgamar bien todos los ingredientes.

Hacemos una bola y la dejamos reposar en el frigorífico en un recipiente cubrierto con film transparente durante 24 horas; es una masa con mucha grasa, así que le costará aumentar el volumen.

Desgasificamos la masa y cogemos porciones de la misma para hacer bolas que aplanamos con ayuda del rodillo o a mano; las dejamos muy finas.

Calentamos bien la plancha y cocinamos las tortas a fuego vivo hasta que se tuesten; las volteamos y tostamos por la otra cara.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente sobore una rejilla antes de consumir para que adquieran un punto crujiente. Muy buenas.


No hay comentarios :