lunes, 13 de abril de 2015

Bizcocho de remolacha

Bizcocho de remolacha; Beetroot cake
Bizcocho de remolacha

Un bizcocho tipo brownie por no emplear ningún tipo de levadura, por lo que obtendremos una masa más densa y compacta que la de un bizcocho de yogur (por poner un ejemplo fácilmente reconocible). A pesar de la carencia de impulsores químicos podemos conseguir una miga más o menos esponjosa simplemente por la forma de trabajar los ingredientes: desde hacerlo todo con unas varillas manualmente como lo he hecho en esta ocasión, empleando unas varillas eléctricas para airear más la masa e incluso montando las claras a punto de nieve, previamente separadas de las yemas.Y es que para cocinar un bizcocho esponjoso lo que debemos hacer es introducir aire en la masa por uno u otro método.

El emplear remolacha se debe a que me propusieron hacer un bizcocho con una verdura y quise cocinar algo diferente del clásico de zanahoria; así que me puse a buscar recetas y encontré la del brownie de remolacha en www.directoalpaladar.com, lo versioné a mi manera sustituyendo la mantequilla por crema de almendras para hacerlo algo menos calórico, eliminando la levadura de la receta original para ceñirme más a lo que es un brownie y cocinándolo en ramequines individuales para racionar debidamente las porciones (soy capaz de comer el bizcocho entero de una vez si no ando con ojo).

La remolacha aporta un sabor totalmente diferente al bizcocho, aunque probablemene sin no nos dicen previamente de qué está hecho no sabremos que la lleva porque no es el sabor predominante.

Ingredientes:
Nº raciones: 5

  1. 200 gr. de remolacha cocida
  2. 135 gr. de crema de almendra
  3. 135 gr. de azúcar
  4. 160 gr. de chocolate de repostería negro
  5. 2 huevos (L)
  6. 40 gr. de harina
  7. 20 gr. de cacao puro
  8. sal


Elaboración:
Comenzamos troceando el chocolate y lo fundimos junto con la crema de almendra bien al baño maría o en el microondas; en este último caso a baja potencia (300 w) para evitar que se queme el chocolate en ciclos de 1,5 minutos inicialmente y removiendo entre ciclo y ciclo para facilitar el fundido. Cuando tengamos una crema espesa y sin grumos la reservamos.

Picamos muy fina la remolacha y la escurrimos bien para que suelte casi todo el jugo; reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar con la ayuda de unas varillas hasta blanquear ligeramente la mezcla; le añadimos entonces la crema de chocolate y almendra y mezclamos con las mismas varillas hasta tener un batido homogéneo.

Incorporamos la harina y el cacao previamente mezclados y tamizados, una pizca de sal y volvemos a amalgamar con movimientos envolventes. Por último añadimos la remolacha y la integramos bien en el batido.

Repartimos la masa en los ramequines llenándolos hasta 3/4 de su capacidad; no más, pues durante el horneado la masa sube algo a pesar de no emplear ningún tipo de levadura o impulsor químico en la receta y cocinamos en el horno ya caliente a unos 200ºC durante 15 minutos, hasta que veamos que comienza a resecarse la superficie.

Dejamos reposar unos minutos dentro del horno entreabierto para evitar que con el cambio brusco de temperatura se baje completamente la masa del bizcocho y finalmente dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla. Ya fríos y envolviéndolos en film transparente si los refrigeramos durante 24 horas potenciamos su sabor.

Diferentes, muy buenos.


No hay comentarios :