lunes, 11 de mayo de 2015

Bizcocho de zanahoria

Bizcocho de zanahoria; carrot cake
Bizcocho de zanahoria

Muy jugoso, es la mejor forma que se me ocurre para describir este bizcocho muy sencillo en su elaboración porque requiere poco más que mezclar los ingredientes; y con sabores tenues que sorprenden por ser más habituales en platos salados.

En esta ocasión no puedo decir que batimos el huevo y azúcar hasta conseguir una mezcla blanquecina porque el color de los huevos de corral es tan intenso que el tono de ese batido cremoso que buscamos es bastante más intenso de lo normal; eso sí, la textura cremosa y espumsa sí se consigue igualmente, si no aumentada.

Lo cierto es que estaba buscando una receta de un bizcocho de zanahoria y al final la que he hecho poco tiene que ver con la original. Le he quitado una capa de compota de manzana y he integrado esta fruta en la masa, cruda y picada muy fina al igual que la zanahoria; también he incorporado la leche, que no aparecía originalmente.

La mezcla de especias (comino, jengibre, canela y nuez moscada) aportan un sabor de fondo en el que predomina el comino a pesar de ser el que se encuentra en menor proporción. Y lo mejor para asentar y definir los sabores es, sin duda, el reposo en el frigorífico durante 24 horas; no quiere decir que no lo podamos comer recién hecho, sino que tener la paciencia y fuerza de voluntad de no tomarlo al instante tiene su recompensa en forma de mejora del sabor.

Ingredientes:
Nº raciones: 3
1 huevo (L)
60 gr. de harina de reposteria
20 gr. de azúcar
6 gr. levadura química
50 gr. zanahoria
50 gr. manzana
60 gr. leche
sal
comino
jengibre
canela
nuez moscada

Elaboración:
Echamos el huevo y el azúcar en un bol y los batimos con unas varillas eléctricas hasta conseguir una mezcla bastante cremosa y que ha multiplicado su volumen. Reservamos.

Pelamos la manzana y la zanahoria y las picamos muy finas; las echamos en el recipiente en que vayamos a mezclar el resto de ingredientes secos junto con la harina, la levadura, la sal y las especias. Lo mezclamos todo bien, incorporamos la leche y volvemos a mezclar hasta combinar todos los ingredientes.

Finalmente incorporamos el batido de huevo y azúcar a la masa que acabamos de obtener mezclando con cuidado y lo echamos en el molde debidamente engrasado y enharinado si no es de silicona.

Horneamos a unos 175ºC durante 20-25 minutos, hasta que veamos que al introducir un palillo lo sacamos limpio. Retiramos el molde del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla hasta bajar a la temperatura ambiente; finalmente lo refrigeramos envuelto en film transparente hasta el momento de consumirlo.

Lo dicho, muy jugoso.


No hay comentarios :