lunes, 25 de mayo de 2015

Tostadas de naranja

Tostadas de naranja; orange toast
Tostadas de naranja

Hay muchas recetas fruto de aprovechar los restos de comidas pasadas y esta podría ser una de ellas, igual que las torrijas, tostadas francesas, migas de pastor... en mi caso no son sobras, sino que compro el pan un par de días antes y dejo secar a propósito para poder disfrutar de un desayuno sencillo pero lleno de sabor.

Cierto es que necesita un poco de previsión porque dejamos el pan empapado en el zumo durante la noche previa, pero la verdad, cualquier comida que improvisamos en el preciso momento de ir a prepararla por lo general no suele quedar igual que cuando la tenemos pensada de antemano y hemos podido adquirir los ingredientes que mejor nos van para la misma; y además, tanto cuesta pensar y planear lo que vamos a comer con uno o 2 días de antelación?

Podemos asemejar esta receta a las anteriormente mencionadas torrijas y tostadas francesas, pero sólo en el ingrediente principal y el la forma de trabajarlo; por lo demás es bastante más sencilla de preparar (si se puden considerar complicadas las anteriores), con muchos menos ingredientes y ausencia total de azúcar, que bien podemos incorporar al zumo de naranja antes de empapar el pan pero creo que no es necesario y además permite acompañar las tostadas de algún otro ingrediente dulce sin miedo a que resulte empalagoso como puede ser alguna mermelada, chocolate...

El resultado final es muy jugoso, con una superficie crujiente gracias a la acción de la plancha en el momento justo en que las vamos a consumir; eso sí, tan jugoso bocado tiene el inconveniente de la fragilidad del pan empapado, por eso debemos ir con cuidado a la hora de pasarlas del recipiente en que las hemos empapado a la plancha, aunque con la ayuda de una buena espátula no debemos tener mayores complicaciones.

Ingredientes:
Nº raciones: 4-5 unidades

  1. 1 bollo de pan
  2. 350 gr. de zumo de naranja (4 naranjas)
  3. chocolate negro


Elaboración:
La noche previa cortar el pan en rebanadas de unos 2 cm. de grosor desechando los extremos y depositar en un recipiente en el que quepan todas sin montar unas sobre otras.

Exprimir las naranjas y regar las rebanadas de pan con él; echar todo el zumo en el recipiente y dejar reposar para que el pan absorba todo el líquido, tapado con film transparente o un trapo limpio.

En el momento en que vayamos a comer las tostadas, el desayuno normalmente, calentar bien una sartén o plancha, pincelarla con un poco de aceite (AOVE) y cocinar las tostadas por ambas caras hasta estar bien doradas.

Servir al momento espolvoreando un poco de chocolate que hemos rallado mientras las cocinábamos.


No hay comentarios :