jueves, 6 de agosto de 2015

2 chocolates y almendra


2 chocolates y almendra; 2 chocolate and almond
2 chocolates y almendra

Iba a ser la clásica tarta 3 chocolates pero buscando la manera de darle una nota diferenciadora se quedó en sólo dos capas de crema, una de chocolate y otra de almendra. Más sencilla sin duda que la original, o al menos más rápida, al quitarle una de las capas.

Poco misterio tiene esta elaboración ya que no hay más que seguir las instrucciones del fabricante de la cuajada para hacer cada una de las capas, calentando primero la leche con el chocolate o crema de almendras para disolverlos y añadiendo después la cuajada previamente disuelta en un poco de leche; mientras vamos preparando la siguiente capa de la tarta se va cuajando la primera que ya hemos emplatado, de forma que queda perfectamente definida cada una. La única precaución a terner es cuando vamos a presentarla del modo tradicional, con o sin base de galleta o similar, que para evitar que se deslice una capa sobre la otra debemos hacer unos ligeros cortes en la que ya está a medio cuajar quedando así perfectamente solapadas una vez frías.

El toque diferente a este dulce con predominio del sabor a chocolate son los trozos de almendra y chocolate picados e incorporados en cada una de las cremas para aportar un punto crujiente.

Ingredientes:
Nº raciones: 2 (generosas)

  1. 500 gr. de leche
  2. 50 gr. de chocolate negro de repostería
  3. 25 gr. de chcolate negro (85% cacao)
  4. 60 gr. de crema de almendras
  5. 8-10 almendras
  6. 1 sobre de cuajada (12 gr.)


Elaboración:
En una cazuela echamos 200 gr. de leche y el chocolate de repostería troceado y calentamos a fuego medio removiendo para fundir bien el chocolate; cuando alcance la ebullición retiramos del fuego y añadimos otros 50 gr. de leche en la que hemos disuelto la mitad del sobre de cuajada (6 gr.), volvemos a colocar la cazuela en el fuego, llevamos a ebullición nuevamente removiendo el contenido de la cazuela y cuando la alcance la retiramos del fuego.

Picamos las almendras no excesivamente finas para que al comer el postre notemos su presencia, las repartimos en los recipientes en que serviremos el dulce y echamos la mitad del contenido de la cazuela en cada uno de los cuencos ayudándonos de una cuchara para que caiga la crema con más suavidad; reservamos dejando templar para que comience a cuajar mientras preparamos la otra capa del postre.

En otra cazuela echamos la crema de almendras y 200 gr. de leche e igual que en la ocasión anterior calentamos a fuego medio removiendo para que no se pegue hasta alcanzar la ebullición, cuando agregamos el resto de la cuajada que hemos disuelto en los últimos 50 gr. de leche que nos quedaban por utilizar; volvemos a cocinar hasta la ebullición y retiramos la cazuela del fogón.

Vertemos la cuajada de almentra suavemente sobre la capa de chocolate para evitar que se mezclen ambos colores y sabores. Picamos más o menos grueso el chocolate negro (al gusto de cada uno) y lo espolvoreamos sobre la superficie de la cuajada, que al estar aún caliente comenzará a fundirlo.

Dejamos entibiar antes de introducir los recipientes en el frigorífico para que cuaje debidamente (mínimo el número de horas recomendado por el fabricante de la cuajada).

Servimos frío como postre para rematar una comida o en una merienda.


No hay comentarios :