miércoles, 26 de agosto de 2015

Bocadillo de salmón

Bocadillo de salmón; salmon sandwich
Bocadillo de salmón

Abro el frigorífico y ahí está, una rodaja de salmón pidiéndome a gritos que la cocine; un rápido vistazo al resto de ingredientes dentro del electrodoméstico y ya tengo una idea bastante clara de lo que voy a preparar. Será un bocadillo con pocos ingredientes pero mucho sabor, así que manos a la obra.

Un bocadillo no tiene por qué ser una opción ultrarrápida para un momento de apuro, ni comida basura; puede ser un plato elaborado, equilibrado y que nos lleve más de 5 minutos "cocinarlo" y aunque no suelo comer a base de bocadillos en el día a día tampoco tengo problemas en darme  de vez en cuando me de el capricho.

En esta ocasión lo que más tardaremos en cocinar será la cebolla, pero siempre merece la pena dedicarle su tiempo para extraer ese sabor dulzón tan característico. Además, mientras se va cocinando aprovechamos para ir preparando el resto de ingredientes y poder disfrutar así de un bocadillo caliente.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. pan de barra
  2. 1 rodaja de salmón
  3. cebolla
  4. mostaza a la antigua
  5. sal
  6. pimienta


Elaboración:
Ponemos en el fuego una sartén con un poco de aceite y la vamos calentando mientras cortamos la cebolla en juliana fina; cocinaremos la cebolla entera ya que si luego no empleamos toda nos aguantará tranquilamente unos días para poder utilizarla en otra receta, aparte que durante su elaboración reducirá bastante su volumen. Echamos la cebolla en la sartén ya caliente junto con un poco de sal y cocinamos a fuego medio con la tapadera puesta hasta que adquiera un agradable tono dorado, removeindo de vez en cuando para que no se queme; si durante su cocción vemos que está quedando demasiado seca podemos añadir un poco de agua (u otro líquido que aporte sabor: caldo, vino, algún licor...), sólo para aportar humedad (por ello la cocinamos con la tapadera puesta).

Mientras tanto vamos quitando la piel y espinas a la rodaja de salmón, ayudados de un cuchillo bien afilado, y lo cortamos en tiras finas o dados menudos; reservamos.

Abrimos el pan por la mitad y extendemos la mostaza en la rebanada inferior del bocadillo.

Cuando la cebolla esté casi lista para retirar del fuego pincelamos otra sartén con un poco de aceite y la ponemos sobre un fogón a potencia alta; una vez bien caliente añadimos el salmón y lo salteamos durante un par de minutos, lo justo para dorar la superficie; como lo hemos cortado fino se cocinará en muy poco tiempo.

Montamos el bocadillo colocando la cebolla sobre el pan con la mostaza, encima el salmón, colocamos la tapa superior y servimos caliente.

Genial.


No hay comentarios :