miércoles, 4 de noviembre de 2015

Trifle

Trifle
Trifle

Un trifle es un postre compuesto por capas de bizcocho, crema y fruta; a partir de ahí las posibilidades son infinitas, habiendo postres clásicos como el tiramisú o la sopa inglesa (zuppa inglese) que entran directamente en esta categoría; hace tiempo que sé de este tipo de dulce aunque no me prodigo mucho en su elaboración y no precisamente porque sea complicado, pues no tardamos más de 5 minutos en prepararlo.

En esta ocasión para la crema me he decantado por una sencilla mezcla de yogur natural sin edulcorar y queso mascarpone que aporta una nota ácida a cada bocado en contraste con el dulce de los bizcochos. Aunque la ausencia de azúcar no es casual podemos incorporar a la crema un poco, o miel, para quitar la acidez propia del yogur; o bien sustituir la fruta deshidratada por alguna mermelada, que sin duda será más dulce.

Como se puede ver las posibles combinaciones sólo tienen el límite de nuestra propia imaginación y gustos, y casi el único cuidado que debemos tener es no abusar de los ingredientes azucarados para que no resulte empalagoso.

Por último, lo mejor una vez montado el postre es dejarlo reposar un rato para que se asienten debidamente las diferentes capas y se realcen los sabores.

Ingredientes:
Nº raciones: 1

  1. 4 bizcochos al huevo
  2. 1 yogur natural (desnatado)
  3. 40 gr. de queso mascarpone
  4. paraguaya deshidratada (troceada menuda)
  5. canela en polvo


Elaboración:
Comenzamos preparando todos los ingredientes, así que en un bol echamos el queso mascarpone y el yogur y mezclamos con una varilla o similar hasta tener una crema ligera, homogénea y sin grumos.
En otro recipiente troceamos los bizcochos; no es necesario triturarlos en exceso, aunque al gusto de cada uno.

Para el montaje cubrimos la base del recipiente con la mitad de los bizcochos troceados, agregamos la mitad de la crema de queso y espolvoreamos la mitad de la paraguaya deshidratada; repetimos la operación para conformar otra capa igual: bizcochos, crema de queso y fruta deshidratada.

Cubrimos con film transparente o papel aluminio y refrigeramos hasta el momento de consumir.
Cuando los vayamos a servir espolvoreamos la superficie con un poco de canela en polvo.

Muy fácil.


No hay comentarios :